LA (RE)ORGANIZACIÓN DE UNA FILÓSOFA