Proyectos

La (Re)Organización de una filósofa

Andrea es apasionada de la filosofía y amante de los libros.
Se había mudado y no sabía como (Re)colocar todo lo que tenía en su anterior casa (un chalet de tres pisos) en su nuevo apartamento de 75m². Con buena voluntad y mucha actitud se desprendió de muchas cosas que asumió que no iba a usar, incluso de algunos libros. El resto de libros, que sí que quería mantener, los clasificamos por géneros y los (Re)ubicamos en diferentes zonas de la casa.
Andrea también tenía mucha ropa acumulada de años, pero aceptó quedarse solo con lo que de verdad iba a usar. Donando todo aquello que fuera útil a otras personas.
Ahora en su casa se respira un aire muy intelectual.

La (Re)Organización de un joven empresario

Héctor, es la mar de divertido, ha hecho de su casa un reflejo de sus gustos y cuando esta en casa es de los que disfruta de ella, invita a sus amigos a ver pelis, a fiestas o a jugar a juegos de mesa. Tiene una vida muy muy activa y nada de tiempo para aburrirse, pero claro, es empresario.
¿Qué significa que sea empresario? que el orden de la casa no es su prioridad. Al principio a simple vista podría parecer no necesitar un servicio de organización profesional, pero era abrir un armario y se podía percibir claramente el síndrome de «no me da la vida» en estado avanzado.
Su casa ya era divertida de antes, ahora es divertida, acogedora y ordenada.

La (Re)Organización de una academia de programación para niños

Programación=Ordenadores, robots, juegos…
Niños= Alteración del orden.
En esta academía a parte de enseñar programación dejan a los niños desarrollarse libremente y que aprendan jugando. Antes de comienzo de curso quisieron (Re)organizar todo para que se mantuviera más facilimente a lo largo de las clases. Teniendo en cuenta que esta academia está pensada para que esos niños disfruten aprendiendo y jugando, había que definir muy bien donde iba cada cosa para que así los chiquillos supieran donde colocar cada cosa después de la clase.

La (Re)organización de un comedor que pedía a gritos recuperar su estatus de comedor

Esta familia había hecho de su comedor el trastero. Esto parece muy loco pero le pasa a muchas familias. Esto sucede por de los malos hábitos y por no tener correctamente definido dónde va cada cosa, por lo que cada miembro de la familia acaba dejando las cosas donde ve un hueco libre.
Parecía una situación dramática, y no fue así ya que todo tiene solución así que no hay que alarmarse.